sábado, 8 de septiembre de 2012

Huerto 2012 'Parades en Crestall'




Durante agosto, el tiempo variable en nuestra tierra con días de sol y días de lluvia, pero con altas temperaturas incluso por la noche, ha sido muy beneficioso para nuestro huerto. Como agradecen las hortalizas estás lluvias de verano.

Ya recogimos las remolachas y casi todas las zanahorias, los calabacines y los pimientos no paran, y las tomateras que han aguantado están estupendas, siguen creciendo, sacando flor y cada día maduran unos cuantos tomates.

Pero que diferencia de altura tienen las plantas que plantamos en el invernadero con las que plantamos en el bancal. Lo que hace el calorcito, estar protegidas de las brisas marinas y estar plantadas encima de lo que antes era el gallinero exterior.

Las leguminosas, habas, judías y guisantes, ya han terminado su período de producción y las dejaremos secar en el bancal para que enriquezcan de nitrógeno el suelo. 

Las cebollas, que también las hemos recogido todas, las estamos dejando secar con los ajos en un lugar fresco y ventilado para conservarlas durante más tiempo.

Pero no todo va a ser buenas noticias…

Hace unas semanas un fuerte viento nos destrozó parte del invernadero, arrancándole el plástico que lo cubre, rompiendo las cremalleras que quedaban y destrozando parte de las estanterías que lleva en su interior. Con paciencia ya lo hemos arreglado, las estanterías con cinta aislante y cuerdas, y las cremalleras las hemos sustituido por velcro.

Los días que ha estado sin cubrir el invernadero les ha venido muy bien a los tomates y pimientos que tenemos plantados en su interior, se estaban cociendo con tanto bochorno que hemos pasado estos días, con temperaturas que en el exterior superaban los 30 grados, no me quiero ni imaginar los grados que hacia en su interior.

Aprovechando la coyuntura, hemos hecho una ventana en la parte de atrás del invernadero para que corra mejor el aire y no se forme una burbuja en su interior, que creo que fue el motivo por el cual no ha aguantado los fuertes vientos.

¡¡¡Menudo Verano!!!