martes, 9 de mayo de 2017

Huerto Ecológico 2017



Llegan días de lluvia y los hortelanos y agricultores lo vamos a agradecer, llevamos uno de los años más secos de la historia, por lo menos aquí en Galicia, parece que le han dado la vuelta al Mundo. Esperemos que no sean lluvias torrenciales y llueva mucho pero poco a poco, no todo de golpe, para que los campos puedan absorber bien el agua y consigan la humedad necesaria, no en exceso, para que todas las plantas se desarrollen bien.

El agua de lluvia yo no se que tiene, parece milagrosa, cuando llueve las plantas lo agradecen y se ponen preciosas, nada que ver como cuando las riegas con agua del grifo, aunque la dejes reposar varios días para que se le vaya el cloro.

El huerto cada día está más bonito y ya hemos empezado a recoger algunos de los frutos que más nos gustan. Llevamos comiendo lechugas todo el año y no paramos de comer tirabeques, zanahorias, fresas, amorodos, grosellas rojas, este año el grosellero está cargadísimo de frutos, están riquísimos con esa sutil acidez que los caracteriza.

En los nuevos bancales de metro cuadrado ya hemos decidido lo que vamos a plantar. Ya tenemos en uno de ellos cuatro calabacines y en el otro plantaremos la misma cantidad de pepinos, a ver que tal se nos dan en esta zona del huerto. Nos encantan y cuantas más plantas tengamos, mejor que mejor.

También nos hemos propuesto sacar algunas coles este verano, siempre plantabamos judías, en uno de los largos del bancal, y este año hemos decidido dedicar una parte a plantar coles a ver como se dan en estos meses, hay que hacer pruebas, el ensayo error es uno de los mejores aprendizajes.

Todavía nos faltan algunas hortalizas para completar todos los bancales, las tomateras, pimientos, berenjenas, judías, pepinos y calabazas. Vamos a esperar a que pasen estos días para trasplantarlas a su lugar definitivo, son plantas que les gusta mucho el Sol y no soportan los cambios bruscos de temperatura, hay que tener paciencia.

¡¡¡La Paciencia es la Madre de la Ciencia!!!

















viernes, 31 de marzo de 2017

Huerto Ecológico 2017



Uno de los bienes más preciados en el Mundo es el Agua, líquido esencial para el desarrollo de los seres vivos, pero solo cuando nos la cortan nos acordamos de lo imprescindible que es. Tenemos que intentar entre todos ahorrar un poco en el consumo, ya sea con duchas más cortas, cepillarse los dientes con el grifo cerrado, grifos con menos presión o mangueras de exudación para los riegos de huertas y jardines.

Hay que concienciarse de que hay mucha gente en el Mundo que hoy en día el simple hecho de beberse un vaso de agua, no lo tienen al alcance de sus manos...

Acaba de comenzar la Primavera y que poco ha llovido este invierno, a no ser estas últimas semana apenas hemos visto llover. Los embalses están bastante vacíos y si tenemos un Verano como el del año pasado no se yo que pasará...

El huerto está cada día más bonito, caléndulas, tagetes, capuchinas, margaritas, lavandas..., se encargan de atraer junto con todas las aromáticas y medicinales, perejil, cilantro, melisa, romero, tomillo, orégano, poleo, menta, salvia…,  a los insectos beneficiosos, que se sienten atraídos por sus sabores, aromas, texturas y tonalidades.

Eso es lo que tenemos que conseguir en nuestro huerto para combatir las plagas y enfermedades, la mayor diversidad de flores y plantas posible, para conseguir que a todos los insectos beneficiosos les guste vivir aquí y luchen contra los que no lo son.

Otro de los motivos de la biodiversidad es atraer a las abejas, las reinas de la polinización, tan importante para la fecundación de los óvulos y el desarrollo de los frutos.

¡¡¡No malgastemos el Agua, por favor. No es un bien ilimitado!!!















martes, 28 de febrero de 2017

Huerto Ecológico 2017



Se acerca la Primavera, solo faltan tres semanas y ya se empiezan a ver muchas flores por el jardín. Este año sí que no nos podemos quejar, por lo menos aquí donde yo vivo, hemos tenido un invierno bastante tranquilo con escasas precipitaciones, no se como nos hemos librado de los temporales y lluvias torrenciales que ha habido en el resto de la península, pero si todo los años entraban por aquí por el noroeste...

El huerto ya empieza a tener color, comienzan los pájaros a trinar, los días son más largos y da gusto estar haciendo cosas en el jardín. Una de las sensaciones que más me agradan desde que vivo en el Rañal es el poder respirar ese aire fresco que se respira aquí, cerca del Mar.

Los ajos, cebollas, puerros y apio ya están trasplantados y están empezando a pegar el estirón. Pronto comeremos las primeras zanahorias, este año hemos sembrado dos variedades, la berlicum y la morada que nunca la habíamos sembrado y nos habló muy bien de ella y nos la dio a probar Javi Grien, uno de los profesores del Curso de Agricultura Ecológica.

Ya alcanzan los diez centímetros los guisantes y tirabeques y solo nos han fallado de la primera siembra siete, que hemos vuelto a sembrar. Los guisantes y los tirabeques son las leguminosas que primero se siembran en el huerto porque soportan muy bien el frío y no les gusta nada el exceso de calor. Más adelante sembraremos las judías y las habas.

No paramos de comer hojas de las diferentes variedades de lechugas que tenemos plantadas, cuando lo que tienes es un huerto familiar no arrancas una lechuga entera a no ser que te haga falta o que ya sea muy mayor…, lo ideal es coger las hojas que te hagan falta, así las lechugas no paran de sacar nuevas hojas y tardan mucho más tiempo en espigar.

Ya tenemos trasplantadas algunas espinacas y sembradas pero aún no germinaron las remolachas, este año estamos probando a sembrarlas directamente en el bancal, protegiéndolas con una red para que las semillas no se las coman los pájaros.

De todo lo que nos cabe dentro de los cuatro bancales principales solo nos faltan las solanáceas y cucurbitáceas, tomates, pimientos, berenjenas, calabacines y pepinos, todavía es pronto para estas plantas de fruto porque necesitan de mucho calor y vamos a esperar a mediados de marzo o abril para sembrarlos en semilleros protegidos, para trasplantarlos al bancal a mediados de primavera y principios de verano.

Este año estamos ampliando un poco el huerto, hemos construido una zona pegada al muro para las fresas, con rosales, varias hierbas aromáticas, poleo, tomillo, perejil, orégano, y algunas cebollas y ajos que son buenos para protegerlas de los parásitos. No hay fresas más sabrosas que las cultivadas en casa y recogidas en su punto óptimo de maduración.

También hemos construido con piedras un bancal para todo tipo de flores y aromáticas, y dos bancales de madera de un metro cuadrado que todavía estamos planificando bien lo que vamos a plantar en ellos.

¡¡¡Lo saludable es crecer poco a poco y no con hormonas de crecimiento!!!


























jueves, 26 de enero de 2017

Huerto Ecológico 2017



Dentro de pocos meses cumpliré ocho años desde que comencé con esta gran ilusión, como pasa el tiempo y como he cambiado desde que decidí pasar el resto de mi vida aquí, en el Rañal, al lado del Mar y cultivando mi propio Huerto Ecológico.

Reconozco que el huerto ha sido una de las piezas claves para decidirme y otra, la más importante, es que llegaba el momento de formar una familia y estaba convencido de que mis hijos se iban a criar mejor aquí, en contacto con las personas, los animales y la Naturaleza, e iban a conseguir unos valores esenciales en la vida, que no los conseguirían si vivieran en la ciudad, tal y como está el Mundo hoy en día.

Este año estoy más ilusionado que lo de costumbre, debe ser todo lo aprendido en el curso de Agricultura Ecológica que me ha hecho pensar muchas cosas.  ¿Cuáles serían las mejoras más importantes para este año en mi vida y en el huerto?, pensando siempre en crecer poco a poco y planificando bien las cosas para poder mantenerlas como se merecen, como creo que hay que hacer en todos los proyectos y decisiones importantes que se nos presenten en la vida.

Durante estos días que llevamos del año hemos abonado el huerto con nuestro propio compost y un buen compost de caballo, y ya comenzamos a sembrar las primeras hortalizas de la temporada. Tenemos ya en los bancales ajos, cebollas, zanahorias, guisantes, tirabeques, lechugas, escarolas y acelgas. Y en semilleros todo lo que se puede sembrar en esta época del año, con el frío que hace, siempre pensando en el espacio que tenemos y en la hortalizas que se nos dan mejor.

Aunque os parezca mentira estoy convencido de que todos estos años de trabajo en este pequeño espacio de tierra que tengo para cultivar, con momentos buenos y malos también, está empezando a dar parte de su fruto y siento que la Naturaleza me está devolviendo con buenas sensaciones todos estos años que la llevo respetando.

Y hoy es el Día Mundial de la Educación Ambiental..., pues poco nos están enseñando sobre esta materia en los colegios, una de las piezas claves para intentar cambiar un poco este mundo en el que vivimos y el futuro de la sociedad.

¡¡¡Necesitamos más Educación Ambiental, para que este Mundo sea un poco más sostenible!!!