miércoles, 11 de julio de 2012

Huerto 2012 'Parades en Crestall'



A veces en la vida no sale todo como se espera, aún poniéndole todo el empeño del Mundo. El mal tiempo que no pasa en Galicia, por lo menos en la zona norte donde vivimos, ha fastidiado la gran mayoría de las tomateras, estos fríos, aires y nieblas marinas son lo que menos aprecian las solanáceas, aunque los pimientos y las berenjenas parece que tiran.

La gran mayoría de la gente de la zona lo sabe y los protegen con sulfatos de los que yo no estoy nada a favor, prefiero no comerlos. Otra de las formas de protegerlos es con un invernadero en condiciones que la próxima temporada espero conseguirlo, o hacer un bancal invernadero.

Pero bueno, tampoco nos vamos a agobiar por estos problemas, si no se comen este año, que yo creo que alguno vamos a probar y de hecho ya hemos probado, pues los comeremos el próximo. Todo lo demás plantado por ahora no tiene ningún problema y estamos satisfechos de cómo va. El buen tiempo ya vendrá si quiere...

Los calabacines, pepinos, guisantes, tirabeques, judías, lechugas, remolachas, zanahorias y tomates que hemos probado están deliciosos y pronto probaremos más cosas, acelgas, lombardas, repollos, cebolletas, cebollas, puerros, habas, que más queremos.

Ya ha finalizado el desarrollo de los guisantes y tirabeques, que dejaremos que se sequen donde están con alguno de sus frutos para recoger las semillas que plantaremos la próxima temporada, con ello lo que se consigue es adaptar la planta a la zona y conseguir cada año mejores frutos. Otra de las funciones de dejar las leguminosas que se sequen sin arrancarlas es para que sus raíces al descomponerse enriquezcan de nitrógeno el suelo para futuros cultivos.

Los calabacines no paran, es increíble, algunos con formas increíbles como la de una botella de cerveza ‘Estrella Galicia’.

¡¡¡Van por ti!!!